Institut Valencià de la Musica

Generalitat Valenciana

Evento 

Título:
Capella de Ministrers - La cité des dames
Cuándo:
04.08.2012 22.30 h
Dónde:
Patio de armas del Castillo del Papa Luna - Peníscola
Categoría:
Festival Internacional de Música Antigua y Barroca de Peñíscola

Descripción

_mg_9972altacalidadCapella de Ministrers | Carles Magraner, director
La cité des dames: las mujeres y la música en la Edad Media

 

Pilar Esteban, soprano
Carles Magraner, viola de gamba
David Antich, flauta
Juan M. Rubio, zanfoña, ‘ud, salterio
Pau Ballester, percusión

L'Almodí Cor de Cambra
Ruth González
Amparo Maiques
Lucía Revert
Empar Llàcer

 


Programa

Hortus conclusus

Hoy la mayor de las mujeres nace de una madre. Ella es estrella de estrellas, primera voz de la alegría de todas las mujeres.
Las Huelgas (s. XIV). Mulierum

 

Te saludo, muchacha caritativa, gloriosa, y pura.Tu eres la pupila de castidad, la madre de santidad. Ordo virtutum.
Hildegarda von Bingen (1098-1179). Ave generosa

 

El sol aparece en el ocaso. Deliciriarum hortus.
Herrada de Landsberg (1130-1195). Sol oritur occasus

 

Alégrate, brillante vaso de virtudes, del lazo del amor y del abrazo de la caridad.
Clarises de València (s. XIV). Gaude flori virginali

 

Surge mi amor. Las flores aparecen sobre la tierra, el tiempo de poda ha venido y oímos la voz de la tórtola.
Héloïse d'Argenteuil (1101-1164). Rex in accubitum

 

Creador de las estrellas de la noche, sálvanos.
Gracia Baptista (1557). Conditor alme siderum

 

Esta mujer desaparecida trae su mirra en la víspera de su sepultura.
Kassia (s. IX). La mujer caída


Ay que dolor. Ay terrible y dolorosa angustia. ¿Quién se ha llevado de la tumba el cuerpo tan amado?
Abadia de Fleury (drama litúrgico del s. XII). Planctus mariae

 

Viridarium, jardín de nobles doncellas

Ahora deberé cantar de lo que no quería. Tanto me lamento del que soy amiga y amo más que nada en el mundo.
Beatriz de Día (c.1140-1175). A chantar m'er de so qu'ieu non volria

 

Cuánto deleite siento con la llegada del invierno. Una doncella con corazón verdadero, rebosante de deseo amoroso.
Maroie de Dregnau (s. XII). Mout m'abellist quant je voi revenir

 

Si yo suspiro y lloro, fortuna desperada.
Margarita d'Austria (1506). Triste suis

 

Dulce dama del paraíso, que de a ti te quiero cantar.
Blanca de Castella (1188-1252). Amours, u trop tart me sui pris

 

Bajo el tilo, en el campo, allí donde estuvo nuestro lecho.
Carmina Burana (s. XIII). Under der lindenan

--------------------------

Duérmete niña, duerme si tienes sueño.
Tradicional de Alicante (s. XVI). Mareta

 

Hay un hombre que me mira, con quien yo quiero estar, el único que disfruta de todo mi amor.
Anónimo (s. XIII). S'on me regarde

 

Amo al que es bueno y bello y estoy alegre como el blanco pájaro que por amor grita su canto.
Constança d'Aragó (s. XIV). Ez yeu am tal que's bo e belh

 

Notas al programa

La cité des dames fue el título que a principios del siglo XV Cristina de Pizán (1364-ca. 1430) dio a una novela en que se relataba la construcción por parte de mujeres de una ciudad para ellas mismas, en la que todas tuvieran cabida: humildes y privilegiadas, antiguas y actuales, reales y metafóricas. Se trataba más de un lugar simbólico que de un espacio físico, ajeno al pensamiento patriarcal, configurando una ginecotopía poderosa, enmarcada en plena Querella de las Mujeres, quizá la primera aparición occidental del feminismo, en donde se reflexiona sistemáticamente sobre la división de la sociedad por roles de género y su injusta jerarquización.

Esta propuesta de Capella de Ministrers recrea la ciudad de las mujeres desde el punto de vista musical, partiendo de unos nombres, prácticas y quehaceres minusvalorados por la historia de la música, relato parcial escrito y reescrito desde planteamientos androcéntricos. No se trata tanto de aportar una cuota de creación femenina que complete dicha narración clásica como de dar un punto de vista diferente a la hora de entender nuestra tradición musical. Las mujeres han sido quienes, acunando y criando a la prole, han introducido a esta en la cultura de cada época, y también en el universo musical propio. Las mujeres han mantenido la transmisión de los mensajes y relatos que forman parte de la cultura e imaginario de una sociedad, frecuentemente acompañadas de la música que facilitaba su memorización y los embellecía. Finalmente, y a pesar de todos los filtros, algunas de esas composiciones, nombres y géneros musicales han sobrevivido, en forma de huellas y testigos, hasta nuestros días.
Aquí entra la labor de investigación, a la hora de aportar un caudal de repertorio que haga posible no solo la recreación de un colectivo, el femenino, y una época, la medieval, sino que ofrezca las claves para pensar un tema. Los diversos papeles que las mujeres desempeñaron en la música durante los siglos medievales es una cuestión que, más allá de afirmaciones vagas y genéricas, cuesta pensar porque se ha cancelado desde el discurso académico. La tentación oscila entre respuestas despectivas (no merece la pena) o derrotistas (no se conservan fuentes). Pero aplicando las herramientas que nos ofrece la musicología feminista, en colaboración con otras disciplinas, vemos que no solo es posible, sino que se abre un campo inmenso para profundizar y conocer un apartado fascinante de nuestra tradición musical. El mismo que nos acercan esas/os intérpretes que plantean su labor con un compromiso que va más allá de «hacer música» de una manera aséptica.

En esta particular Cité des dames se ha insistido en autorías femeninas, responsables de música litúrgica, paralitúrgica o profana, vocal e instrumental. Unas, más conocidas: Casia, Hildegarda de Bingen, Herrada de Landsberg, Beatriz de Dia, Maroie de Dregnau...; otras, menos, como Eloísa, la duquesa de Lorena, Bertha Jacobs, Margarita de Austria o Ana Bolena, con especial atención a las compositoras hispanas: María González de Agüero, Blanca de Castilla, la reina de Mallorca o Gracia Baptista, sin olvidar repertorios que, como la ciudad de Cristina de Pizan, se escribieron por y para mujeres, con recreaciones de algunas melodías populares, todavía recordadas hoy, cuyo análisis nos lleva a los campos de la composición femenina. Al modo de la reconstrucción literaria y ensayística de Cristina de Pizan, a estas mujeres les separan contextos, épocas y situaciones distintas, todas las que es susceptible de generar la música medieval, pero también siguiendo a la novelista, les une su condición de mujeres que habitaron bajo estructuras patriarcales, sus luchas, resistencias contra ellas, o su capacidad de crear al margen de las esas.

Aquí hay algo más que música, aunque ya sabemos que nunca música ha sido «algo que suena» sin más, sino un contexto y un racimo de significados sin los cuales aquella perdería sentido, algo que a veces han olvidado tanto la investigación como la interpretación. (Josemi Lorenzo Arribas)

 

Capella de Ministrers
Desde su creación en 1987 y bajo la dirección de Carles Magraner, Capella de Ministrers ha llevado a cabo una importante tarea investigadora y musicológica en favor del patrimonio musical español, desde el medioevo hasta el siglo XIX, y ha dado más de setecientos conciertos. Ha tocado en el Auditorio Nacional de España, el Palau de la Música de Valencia, el Palau de la Música Catalana, el Auditorio de León, el Teatro de La Maestranza, El Escorial, el Centro Conde Duque, el Auditorio de Castellón, el Teatro Cervantes... Asimismo, ha participado en festivales como el de Música Antiga de Barcelona, Madrid Cultural 1992 (con la recuperación de la ópera Los elementos de Antonio Literes), Teatro Clásico de Almagro, Música Antigua y Barroca de Peñíscola, Peralada, Quincena Musical Donostiarra, Los Veranos de la Villa (Madrid), Grec (Barcelona), Música y Danza de Granada, Música Religiosa de Cuenca, Serenates (Valencia), Are More (Vigo), y Medieval de Elche, entre otros. Ha realizado giras y ha participado en festivales de Francia, Bélgica, Rumanía, Portugal, Holanda, Egipto, Italia, Alemania, Marruecos, Inglaterra, Polonia, Túnez, Chile, Portugal, Grecia, Argentina, Brasil, EUA, México, Finlandia, Austria, Cuba, Croacia, China, Argelia, Suecia o Noruega. En 2008 actuó en la inauguración de la Casa de la Lengua Española en Rodas, presidida por la reina doña Sofía, y participó en el acto oficial en homenaje al rey Jaume I en el Monasterio de Poblet, con motivo del 800 aniversario de su nacimiento. Ha grabado cuarenta discos para EGT, Blau, Auvidis y CDM -sello discográfico exclusivo de Capella de Ministrers-, por los que ha obtenido muy buenas críticas, además de premios y distinciones como el de Mejor Producción Discográfica otorgado por el Ministerio de Cultura, el Premio Importante de la editorial Prensa Valenciana y el Premio Cívico 2008 de Almussafes-Ribera Baixa. Ha realizado incursiones en las artes escénicas en colaboración con directores como Àlex Rigola, Juli Leal, Vicent Genovés, Jaume Martorell y Bigas Luna; con coreógrafos como Santiago Sempere, con el Cor de la Generalitat Valenciana y con músicos de otras disciplinas como Joan Enric Lluna o Miguel Marín. Ha recuperado la versión escenificada de la zarzuela inédita La madrileña de Vicente Martín y Soler, el primer Oratorio sacro español y ha llevado a cabo una aproximación histórica a la interpretación del drama en dos partes para la Fiesta de la Asunción de la Virgen María de Elche. Su música del Cant de la sibil·la forma parte de la banda sonora de la película Son de mar de Bigas Luna, director con quien volvió a trabajar en 2003 en la adaptación de las Comedias bárbaras de Valle-Inclán, en la clausura de la II Bienal de Valencia.

 

Carles Magraner
Carles Magraner inicia sus estudios musicales en Almussafes y los continúa en el Conservatorio Profesional de Carcaixent y en el Superior de Valencia, obteniendo los títulos de profesor de violonchelo y el superior de Musicología. Se especializa en violonchelo barroco y viola de gamba en Barcelona, Madrid y el Departament de Musique Ancienne del Conservatoire National de Région de Toulouse. Además, cursa seminarios sobre música medieval, renacentista y barroca impartidos por Miquel Querol y Josep Bonastre, entre otros, y completa su formación en música ibérica de los siglos XI-XVIII. Obtiene el Premio a la Creatividad Musical de la Universitat de València en los años 88 y 89, y del Ministerio de Cultura de jóvenes intérpretes. Ha desarrollado una gran actividad concertística como solista y en diversas agrupaciones de cámara, ha impartido clases en conservatorios y escuelas de música y ha dado ponencias y conferencias en las universidades de València y Girona, la Escuela Superior de Música de Estocolmo, el Conservatorio de Shangai, la Escuela de Arte de la Habana y el Congreso Internacional Els Mons de Vicente Martín y Soler. Ha participado además en el Curso de Música Antigua de Peñíscola, el seminario sobre Francisco Guerrero impartido en la Universidad Internacional de Andalucía, el curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Barcelona y el Centro Ernest Lluch, entre otros congresos y seminarios. En 2004 su ciudad natal le concede el Premio Cívico. Ha sido director artístico de la Orquestra Barroca de Xàtiva y ha colaborado con la Orquesta Barroca Española. Fue becado por la Universidad de Salamanca para la formación de la Orquesta Barroca de esa institución. Asimismo ha dirigido a diversas agrupaciones instrumentales y vocales, entre ellas el Cor de la Generalitat Valenciana y el cuarteto de violas de gamba Millennium. Ha sido comisario del Festival Mare Nostrum del Centro Cultural La Beneficencia de Valencia, director artístico del festival internacional de música antigua Música, Història i Art de Valencia, del Festival de Música Antiga al Palau de l´Abat (La Valldigna), así como de diversos ciclos de música antigua y barroca de la Comunidad Valenciana. En 2006 dirige y coordina el proyecto de construcción de los instrumentos basados en los doce ángeles músicos de las pinturas al fresco del altar mayor de la Catedral de Valencia, con los cuales Capella de Ministrers ofrece un concierto ese año dentro de los actos de bienvenida al papa en Valencia. Su colaboración con Maricarmen Gómez Muntané (Universitat Autònoma de Barcelona), Josemi Lorenzo y otros musicólogos y medievalistas le ha permitido recuperar música de los tiempos de Jaume I, Ausiàs March, el Llibre vermell, la dinastía de los Borgia, el Cancionero de Palacio y el Cancionero del Duque de Calabria (Uppsala)... Sus estudios musicológicos sobre el Barroco valenciano han servido para la edición de discos sobre la música antigua valenciana: Matías Navarro, José Gil Pérez, trovadores de la Corona de Aragón, Alfonso el Magnánimo... Ha publicado, junto con David Antich, la edición crítica de la zarzuela La madrileña de Vicente Martín y Soler.

 


 

 

Lugar

Lugar:
Patio de armas del Castillo del Papa Luna
Ciudad:
Peníscola
Estado / Provincia:
Castelló

Descripción

Lo siento, no hay una descripción disponible

 

 

Nota legal - © Copyright 2014. CulturArts - Generalitat Valenciana.